Ecografía abdominal

La ecografía abdominal es una prueba de diagnóstico por imagen muy empleada para el estudio del aparato digestivo. En muchos casos, proporciona información de gran valor para la elaboración del diagnóstico y, posterior, aplicación del tratamiento más adecuado en cada caso.

¿En qué casos se realiza una ecografía abdominal?

La ecografía abdominal es una de las pruebas de diagnóstico más comunes. Existen diversas causas, que pueden llevar a un médico especialista a prescribir una ecografía de abdomen, por ejemplo, la existencia prolongada en el tiempo de dolor abdominal aguado.

En primer lugar, sirve como prueba de control para examinar diversas zonas, por ejemplo: abdomen, riñones, hígado, bazo o páncreas. La ecografía abdominal permite obtener gran información de estos órganos, por lo que, en muchos casos, es empleada como prueba preventiva y, en otros, como prueba de control tras intervenciones quirúrgicas o para comprobar la efectividad de ciertos tratamientos.

En otras ocasiones, la ecografía de abdomen se realizará en aquellos pacientes que presenten sangre en la orina, así como, aquellos que presenten síntomas de cálculos renales.

Patologías detectables en una ecografía abdominal

Existen diversas patologías que pueden ser detectables a través de una ecografía abdomino-pélvica. En primer lugar, como se ha mencionado, enfermedades relacionadas con el riñón, siendo una de las más habituales, los cálculos o piedras renales.

En los casos en los que el paciente es sometido a una ecografía abdominal como consecuencia de dolor abdominal agudo, los hallazgos más comunes pueden estar relacionados con la existencia de piedras en la vesícula, así como, procesos infecciosos, tales como la apendicitis, que requerirá de una intervención quirúrgica para su extirpación.

En los casos más graves, la ecografía de abdomen podrá desvelar la existencia de tumores en distintas zonas, así como, aneurismas de aorta abdominal. En estos casos, se produce una debilitación o inflamación de la arteria aorta a su paso por el abdomen. Se trata de una patología de gravedad, que requiere de cirugía, en aquellos casos en los que el ensanchamiento de la arteria pueda provocar el riesgo de rotura de la misma.

¿Es necesaria una preparación específica para una ecografía abdominal?

En el momento en el que el médico especialista realice la prescripción de la ecografía de abdomen, se proporcionará un volante informativo al paciente en el que se detallará la información relativa a la ecografía que debe conocer. Así como, los detalles de la preparación que debe llevar a cabo.

En el caso de la ecografía abdominal, el paciente, simplemente, deberá realizar un ayuno entre las seis y ocho horas anteriores al inicio de la prueba.

Esto se debe a evitar la presencia de cuerpos sólidos durante la realización de la misma, con el objetivo de minimizar alteraciones en los resultados.

Cómo se debe colocar el paciente en una ecografía abdomino-pélvica

El día de la prueba el paciente será conocedor de toda la información relacionada con la ecografía de abdomen. No obstante, ante cualquier duda, el personal del centro estará disponible en todo momento.

Antes de dar inicio a la ecografía, se explicará en qué consiste la prueba, así como, la postura que el paciente debe adquirir durante la misma. En este caso, se tumbará bocarriba sobre la camilla, y se le aplicará un gel en la zona del abdomen, para facilitar el deslizamiento del ecógrafo.

Aspectos a tener en cuenta antes de una ecografía abdomino-pélvica

Como se ha podido observar, la ecografía de abdomen es una prueba que no utiliza radiación, por lo que, es completamente segura e indolora para el paciente.

Se deben tener en cuenta ciertos aspectos, que ayudarán a conseguir mejor visibilidad en los resultados. En primer lugar, sería aconsejable que la última comida previa al ayuno fuese una comida ligera, que permita al paciente realizar la digestión de forma rápida y sin imprevistos.

Además, se recomienda evitar vegetales, ya que son alimentos que pueden provocar la aparición de gases, que podrían dificultar la visibilidad de la zona, así como, interferir en los resultados de la ecografía de abdomen.

Las pruebas de diagnóstico por imagen son fundamentales en gran parte de los diagnósticos. Como se ha podido observar, la ecografía de abdomen es una prueba que aporta información importante. En nuestro centro de Getafe contamos con profesionales especializados en la realización de pruebas de diagnóstico por imagen.

Deja un comentario

ECOGRAFIA guia de preparacion