Importancia de las revisiones urológicas periódicas

Las revisiones urológicas son necesarias para prevenir patologías urinarias, detectarlas a tiempo o de poder realizar un diagnóstico precoz del cáncer de próstata, riñón o vejiga y de ese modo poder tratar este tipo de enfermedades con la finalidad de evitar complicaciones reduciendo además la necesidad de futuras intervenciones.

Es importante consultar con un profesional ante la aparición de síntomas siempre, pero se practica este tipo de acciones preventivas haciendo una visita anual podrán evitarse en un gran porcentaje problemas para la salud. 

¿Qué es la urología?

La urología es la especialidad médico-quirúrgica que se ocupa del diagnóstico, tratamiento o prevención de las enfermedades renales, del sistema urinario y retroperitoneo que afectan tanto a hombres como a mujeres, así como las enfermedades del aparato genital masculino.

¿Qué patologías trata la urología?

Hay una larga lista de patologías que pueden ser tratadas por el Urólogo, entre las más comunes se encuentran:

  • Infecciones urinarias:  Son infecciones producidas por bacterias que ingresan por la uretra y que afectan a cualquier parte del sistema urinario, la más habitual es la cistitis o infección de la vejiga.
  • Incontinencia urinaria: Es la incapacidad de controlar la micción y la perdida involuntaria del control de la vejiga.
  • Prostatitis: Inflamación de la glándula prostática causada por una infección bacteriana.
  • ETS: Las enfermedades de transmisión sexual son infecciones que pueden estar provocadas por bacterias, virus, hongos o parásitos. Se transmiten por la sangre o el intercambio de fluidos de una persona a otra a través de las relaciones sexuales.
  • Cáncer del sistema urinario.
  • Cálculos renales: Son masas sólidas pequeñas y duras que se componen de pequeños cristales formados por minerales y sales, se forman dentro de los riñones.
  • Hematuria: Presencia de sangre en la orina.
  • Disfunciones sexuales masculinas: Es la incapacidad persistente para conseguir mantener una erección por lo que dificulta o impide mantener relaciones sexuales.

¿Qué subespecialidades trata la urología?

La urología consta de distintas subespecialidades, en función de las patologías en las que se centre. En primer lugar, se diferencia la urología pediátrica, es la encargada de corregir fallos a una edad temprana como por ejemplo el descenso testicular, el control  de problemas para contener la orina o el reflujo vesicoureteral. La urología femenina desde la cual se pueden tratar tanto los cálculos en el riñón como las infecciones urinarias, incontinencias, tumores etc. La andrología y la litiasis renal o urolitiasis, se encargan del diagnóstico, estudio y tratamiento de patologías  en el aparto urinario, en el caso de la andrología aborda directamente  todo lo relacionado con la reproducción masculina y su función sexual,  así como los problemas de infertilidad o los trastornos de erección  mientras que la urolitiasis trata las enfermedades que se caracterizan  por la aparición de cálculos renales y se puede relacionar directamente  con otra subespecialidad llamada endourologia ya que esta es una técnica quirúrgica no invasiva mediante la cual se  pueden extraer dichos cálculos de las vías urinarias, utilizando una vía  endoscópica.

¿Cuándo acudir al urólogo?

Existen grupos de personas en las que las revisiones periódicas urológicas son altamente recomendables ya que se considera que tienen un factor de riesgo mayor que el resto de la población, como los varones mayores de 45 años o las personas con antecedentes familiares de patologías urinarias. No obstante, siempre que aparezcan síntomas en el sistema urinario se recomienda acudir al especialista de manera urgente.

Síntomas de enfermedades del sistema urinario

Algunos de los síntomas más comunes que se presentan y pueden ser un indicador de que hay algún tipo problema el sistema urinario son: picor o escozor al orinar, la alteración en la orina de cualquier tipo o dolor/molestias en las relaciones sexuales entre otras, es por ello que cualquier cambio significativo debe ser valorado. 

Diagnóstico de enfermedades urinarias

Para poder tener un buen diagnóstico, el urólogo realiza un estudio de la historia clínica del paciente además de una exploración física en consulta. En ocasiones si lo considera necesario podrá prescribir un análisis de sangre, así como análisis de orina y acompañarlo de algunas pruebas diagnósticas como pueden ser una ecografía urológica, un tac, etc.

Tratamientos para enfermedades del sistema urinario

Existen muchos tratamientos para las patologías urinarias, por lo que, tras el diagnóstico el urólogo aplicará el más adecuado dependiendo de la patología, entre los más habituales se pueden identificar: los antiinflamatorios para el dolor o la inflamación, antibióticos en caso de infección y la cirugía en los casos más graves.

Cómo prevenir patologías del sistema urinario

Las patologías del sistema urinario pueden prevenirse a través de una serie de recomendaciones o consejos que pueden ayudar a mejorar la salud del sistema urinario como, por ejemplo, hacer ejercicio moderado y de manera regular; beber agua de forma abundante ya que favorece la diuresis limitando también la proliferación de bacterias, así como una buena rutina de alimentación saludable, además, nos ayudará a la vez a llevar un control del peso corporal; mantener una buena higiene personal siendo muy importante que en área genital se realice de delante hacia atrás para evitar de ese modo arrastrar bacterias de la zona rectal a la uretra; evitar el consumo de alcohol y realizar palpaciones periódicas cuando el especialista lo recomiende.

La conclusión a la que se puede llegar después de todo lo citado anteriormente es que la prevención es fundamental para evitar enfermedades urinarias, que debe realizarse cualquier prueba diagnóstica que el urólogo considere oportuna prescribir, ya que con se obtiene mucha información para poder recibir un diagnóstico o tratamiento en caso de que fuera necesario y, por último, es muy importante vigilar los síntomas en caso de experimentarlos y acudir de manera inmediata al especialista.

Deja un comentario

ECOGRAFIA guia de preparacion